Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar la funcionalidad, el tracking de Analytics y la experiencia para nuestros usuario. Para continuar utilizando nuestra página web, debe estar de acuerdo con nuestras

La caída del cabello o alopecia es una condición que afecta a miles de personas en el mundo; se hace evidente cuando una persona comienza a manifestar una pérdida anormal y constante de cabello, y aparecen zonas de calvicie en el cuero cabelludo.

La pérdida excesiva de cabello puede afectar de forma profunda la autoestima del individuo ya que se trata de un cambio que se considera antiestético y no deseado. Por ello, una gran cantidad de personas optan por realizarse tratamientos especializados para la reconstrucción capilar.

Debemos tener algo claro, la caída del cabello generalmente se trata de un proceso natural, ya que nuestras cabelleras pueden tener hasta 100 mil hebras individuales, y cerca de un 15% de ellas cae constantemente para ser reemplazado por cabellos nuevos; de hecho, la vida de cada cabello va de dos a seis meses.

En promedio perdemos cerca de 100 cabellos diariamente, y sólo debemos preocuparnos por la posibilidad de la calvicie si este número se excede. Además, siempre es importante analizar lo que está ocurriendo para determinar la causa, y poder actuar en función de ésta, hasta hallar la solución adecuada.

Posibles causas de la caída de cabello
Hay una gran variedad de factores que podrían estar afectando nuestro cabello y su fortaleza, y que terminan por estimular su caída. A continuación, hablaremos de los más comunes:

Causas genéticas
Esta es la causa más común de la caída del cabello, una simple predisposición genética que puede afectar a ambos sexos, en menor o mayor manera según la carga genética.

Generalmente este proceso inicia en la edad adulta de la persona, aunque realmente son los antecedentes familiares lo que lo suele determinar. En estos casos, el cambio folicular ocurre mucho más rápido y el cabello no logra desarrollarse correctamente, por lo que se hace más fino y menos resistente; esto aumenta el índice de pérdida folicular diaria.

Suele iniciar en las entradas del cabello, pues es el área más débil del cuero cabello y donde las hebras son más delgadas, pero puede llegar a cubrir todo el área de la coronilla y más.

Pérdida difusa del cabello
En este caso lo que se reduce es el volumen general de la cabellera, pues los folículos tienen dificultades para desarrollarse y el cabello se hace más delgado, lo que permite tener una visión general del cuero cabelludo, aunque no se puedan apreciar espacios grandes sin cabellos.

Este tipo de caída se puede dar por tratamientos capilares muy agresivos o cambios hormonales, entre otras causas.

Las causas de la caída

Caída del cabello por estrés
También se trata de una afección común, cada vez más habitual entre las personas especialmente ocupadas. Tener muchas preocupaciones mentales, tensiones o problemas, puede llevar a que nuestro cuerpo actúe de diferentes formas para manifestar la situación y una de ellas es la pérdida de cabello.

En estos casos el desarrollo de los folículos pilosos se reduce y puede decantar en una pérdida generalizada del cabello, o bien en la caída de mechones en secciones específicas.

Caída por falta de nutrientes
Tener una rutina descontrolada con comidas poco saludables, falta de sueño y sin consumo de los nutrientes y vitaminas necesarios puede afectarnos de muchas maneras, y el cabello es una de ellas. Generalmente una dieta desbalanceada aumentará el índice de pérdida del cabello, ya que las hebras no se desarrollan apropiadamente.

Cuando se trata de un factor como la alimentación o el estrés, pequeños cambios en nuestro estilo de vida y productos para evitar la pérdida de cabello pueden resolver el problema. Sin embargo, cuando hablamos de predisposición genética o pérdida general lo más adecuado es optar por opciones permanentes, como los injertos capilares, los cuales prometen solventar esa situación a largo plazo y regresarle la densidad que desea recuperar.

No olvide que lo más importante es asistir con un experto en el tema, él podrá diagnosticar la causa de su pérdida capilar y la solución más efectiva para su caso específico.


La caída del cabello o alopecia es una condición que afecta a miles de personas en el mundo; se hace evidente cuando una persona comienza a manifestar una pérdida anormal y constante de cabello, y aparecen zonas de calvicie en el cuero cabelludo.

La pérdida excesiva de cabello puede afectar de forma profunda la autoestima del individuo ya que se trata de un cambio que se considera antiestético y no deseado. Por ello, una gran cantidad de personas optan por realizarse tratamientos especializados para la reconstrucción capilar.

Debemos tener algo claro, la caída del cabello generalmente se trata de un proceso natural, ya que nuestras cabelleras pueden tener hasta 100 mil hebras individuales, y cerca de un 15% de ellas cae constantemente para ser reemplazado por cabellos nuevos; de hecho, la vida de cada cabello va de dos a seis meses.

En promedio perdemos cerca de 100 cabellos diariamente, y sólo debemos preocuparnos por la posibilidad de la calvicie si este número se excede. Además, siempre es importante analizar lo que está ocurriendo para determinar la causa, y poder actuar en función de ésta, hasta hallar la solución adecuada.

Posibles causas de la caída de cabello
Hay una gran variedad de factores que podrían estar afectando nuestro cabello y su fortaleza, y que terminan por estimular su caída. A continuación, hablaremos de los más comunes:

Causas genéticas
Esta es la causa más común de la caída del cabello, una simple predisposición genética que puede afectar a ambos sexos, en menor o mayor manera según la carga genética.

Generalmente este proceso inicia en la edad adulta de la persona, aunque realmente son los antecedentes familiares lo que lo suele determinar. En estos casos, el cambio folicular ocurre mucho más rápido y el cabello no logra desarrollarse correctamente, por lo que se hace más fino y menos resistente; esto aumenta el índice de pérdida folicular diaria.

Suele iniciar en las entradas del cabello, pues es el área más débil del cuero cabello y donde las hebras son más delgadas, pero puede llegar a cubrir todo el área de la coronilla y más.

Pérdida difusa del cabello
En este caso lo que se reduce es el volumen general de la cabellera, pues los folículos tienen dificultades para desarrollarse y el cabello se hace más delgado, lo que permite tener una visión general del cuero cabelludo, aunque no se puedan apreciar espacios grandes sin cabellos.

Este tipo de caída se puede dar por tratamientos capilares muy agresivos o cambios hormonales, entre otras causas.

Las causas de la caída

Caída del cabello por estrés
También se trata de una afección común, cada vez más habitual entre las personas especialmente ocupadas. Tener muchas preocupaciones mentales, tensiones o problemas, puede llevar a que nuestro cuerpo actúe de diferentes formas para manifestar la situación y una de ellas es la pérdida de cabello.

En estos casos el desarrollo de los folículos pilosos se reduce y puede decantar en una pérdida generalizada del cabello, o bien en la caída de mechones en secciones específicas.

Caída por falta de nutrientes
Tener una rutina descontrolada con comidas poco saludables, falta de sueño y sin consumo de los nutrientes y vitaminas necesarios puede afectarnos de muchas maneras, y el cabello es una de ellas. Generalmente una dieta desbalanceada aumentará el índice de pérdida del cabello, ya que las hebras no se desarrollan apropiadamente.

Cuando se trata de un factor como la alimentación o el estrés, pequeños cambios en nuestro estilo de vida y productos para evitar la pérdida de cabello pueden resolver el problema. Sin embargo, cuando hablamos de predisposición genética o pérdida general lo más adecuado es optar por opciones permanentes, como los injertos capilares, los cuales prometen solventar esa situación a largo plazo y regresarle la densidad que desea recuperar.

No olvide que lo más importante es asistir con un experto en el tema, él podrá diagnosticar la causa de su pérdida capilar y la solución más efectiva para su caso específico.


El microinjerto capilar es, sin discusión alguna, una de las opciones más avanzadas para recobrar el cabello perdido. Pero, ¿qué áreas capilares se pueden trasplantar con dicha técnica?

El día de hoy deseamos mostrarle las distintas zonas en donde es posible implantar cabello, profundizando en las zonas más afectadas por la calvicie: las entradas y la coronilla.

La caída de cabello en las entradas y en la coronilla es común en los hombres que padecen alopecia androgénica, también conocida como calvicie común. Casi el 85% de ellos son víctimas de sus estragos, por lo que podemos asegurar sin equivocarnos que ésta es el tipo de pérdida capilar más propagada que existe. A medida que las consecuencias de la calvicie incrementan, los hombres empiezan a notar cambios perceptibles en su imagen, cambios que progresan considerablemente con el paso del tiempo. Un gran número de los hombres afectados por esta condición investigan soluciones para ponerse cabello y recobrar la imagen que proyectaban anteriormente. Debido a esto, los dos modelos más genéricos y comunes de trasplante capilar son el microinjerto en la zona de las entradas y coronilla.

Para cubrir las áreas menos pobladas, se extraen las unidades foliculares ubicadas en la zona posterior de la cabeza (zona donadora). La extracción se lleva a cabo obedeciendo el ángulo de crecimiento, profundidad y dirección exacta de los folículos que ya existen, para dar como resultado un aspecto natural y en sincronía con la naturaleza del resto del cabello.

Luego de la extracción, los expertos de Kaloni coinciden en la importancia de sumergir los folículos en PRP (Plasma rico en plaquetas) con el fin de mantenerlos con la mayor calidad de nutrición posible para prepararlos finalmente para la implantación.

Cuando la zona donadora es limitada o deficiente, Kaloni entiende que el paciente no es apto para la intervención y le ofrece una alternativa que satisfaga sus necesidades específicas. Para Kaloni lo más importante es obtener los resultados más óptimos para sus pacientes y no sólo realizar un número ilimitado de intervenciones a cualquier precio.

La pérdida del cabello en una calvicie común se estabiliza hasta los 55 o 60 años. Debe tenerse en cuenta entonces que, aunque el resultado del microinjerto haya sido un éxito, el progreso del resto del cabello seguirá su destino genético. El diseño de nuestros cirujanos ayudará a que, aún con el paso de los años, el efecto visual de los resultados siga siendo natural, aún si la densidad capilar llegara a menguar.

¿CONOCE SU GRADO DE ALOPECIA?

El microinjerto en la zona de las entradas también es requerido por algunas personas que, aunque no padezcan alopecia, desean alterar la línea frontal de su cabello. El diseño en esta circunstancia es de mayor cuidado ya que reconstruye la línea que encuadra la cara y debe permanecer apegado al aspecto esencial de la persona. En estos procedimientos son obligados dos intervenciones para no lesionar la vascularización de la dermis ya que la zona frontal en concreto es ausente de cabello y debe lograrse una densidad igual de natural que el resto del cabello.

Es importante mencionar que tras la intervención hay que tener en cuenta las siguiente sugerencias: evitar la exposición directa al sol, tener cuidado a las agresiones en la zona intervenida y proteger una pequeña costra que se cae pocos días después. Por lo demás, los tan ansiados resultados se harán visibles entre 6 y 8 meses después de la intervención, tiempo necesario para que los folículos se adapten y logren su desarrollo natural. El resultado total y definitivo se podrá contemplar al año de la intervención.

Para finalizar y haciendo una síntesis definitiva, el microinjerto en entradas y coronilla es un procedimiento sencillo y eficiente que es absolutamente aconsejable para transformar la apariencia de quien ha perdido su cabello. Esta clase de intervención es sin duda una solución efectiva para devolverle el cabello perdido, y gracias a su efectividad, dicho procedimiento está alcanzando niveles estratosféricos de popularidad por el gran número de famosos (actores, políticos, futbolistas, etc.) que gracias a los implantes capilares experimentan rejuvenecimiento muy evidente.

No importa si se trata de un caso médico o estético, para diagnosticar las exigencias exactas de la intervención, así como el presupuesto, es imprescindible la evaluación personal de un equipo de expertos capilares.

En Kaloni le ofrecemos una evaluación sin costo para que reciba un diagnóstico confiable y el tratamiento ideal para solucionar sus problemas de calvicie.

No lo piense más y acuda a su cita:

¡Pida su cita!


Boton Formulario
X
Agende su valoración

Conozca nuestros horarios que tenemos para usted al seleccionar la sucursal de su preferencia.