Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar la funcionalidad, el tracking de analytics y la experiencia para nuestros usuario. Para continuar utilizando nuestra página web, debe estar de acuerdo con nuestras Políticas de uso de Cookies y Aviso de Privacidad.

Hemos de decir que una de las patologías más recurrentes en los hombres es la Alopecia Androgenética, conocida también como la temida calvicie común, cuyos estragos están afectando a la imagen de los hombres en más de un 50% de la población con edades superiores a los 40 años, aunque cada día es más habitual su afección en hombres de menor edad.
En este post aclararemos con la mayor precisión posible dónde radica esta clase de alopecia, cómo interviene la genética en su caída, si es posible su prevención y qué clases de procedimientos capilares y alternativas son las más decisivas para detener un problema de la Alopecia Androgenética y así optar por recobrar el cabello y el concepto de imagen perdida.

¿Cuáles son las causas de la Alopecia Androgenética? Motivos de su aparición
Esto se ocasiona por una razón genética. Consiste en un tipo de alopecia ocasionada por la actuación de las hormonas masculinas (denominadas como Andrógenos) a través de los folículos pilosos. Dichas hormonas van acometiendo, miniaturizando y atenuando continuamente al folículo, hasta que finalmente consiguen destruirlo inutilizando su capacidad para originar cabello. En el caso específico del hombre afecta por encima de cualquier área, la zona frontal de la cabeza (la que se denomina entradas) y se encamina hasta llegar a la parte central de la cabeza (o coronilla), que paulatinamente va perdiendo densidad. No se trata de una pérdida de cabello repentina, sino progresiva.

Presentar batalla a la alopecia
Es muy conocido este eslogan popular que dice: “Es una cuestión de tiempo quedarme calvo, ya que mi padre y mi abuelo no tienen ni un cabello en la cabeza”. La verdad es que esta profecía no tiene porque hacerse realidad. Es cierto que el principio genético incide considerablemente en la caída del cabello, ya que existe una mayor inclinación a padecer esta clase de alopecia. Es más, alrededor del 95% de los afectados por la alopecia Androgenética son por motivos genéticos, no obstante esto no significa que el afectado tenga que rendirse en presentar batalla contra la caída del cabello, asumiendo una imagen que no es de su agrado. Puede evitarse que ocurra. Y si ocurre, estamos en disposición de solucionarlo. Es importante recordar que existen tratamientos o soluciones ante un problema de caída o pérdida de cabello. Lo ideal es ganarle la batalla desde los primeros indicios de su inminente aparición, justo en el momento en que la alopecia aún no está en estado avanzado y todavía estamos a tiempo de frenarla.

Cada fase tiene su tratamiento
En cada una de las fases, lo principal es el diagnóstico, ya que este nos facultará de información relevante para poder diagnosticar la aparición de la Alopecia Androgenética y, teniendo la confirmación exacta de su existencia, la siguiente decisión a considerar es la fase o etapa en la que se encuentra el paciente. La primera fase es en la que empezamos a perder el cabello, volumen, densidad y comienza a clarear el cuero cabelludo. El primer desafío ante esta situación es frenar la caída del cabello y repoblar el área afectada, además de conseguir que crezca el cabello de nuevo y que éste aumente su grosor y densidad.

 Alopecia androgenética: qué es y cómo tratarla

Dentro de los tratamientos que sugerimos en este caso se encuentran los siguientes:

El Láser Capilar: incide sobre el folículo piloso cuyo objetivo es impedir su miniaturización. Dicho tratamiento tiene como función principal reanimar la circulación sanguínea del cuero cabelludo y favorecer que los nutrientes y el oxígeno, tan necesarios para que el cabello, pueda regenerase y se dirijan con mayor eficiencia hasta los folículos pilosos.

El uso de Minoxidil que es sin ninguna duda el único medicamento conocido capaz de conseguir hacer que cabello se vuelva nuevamente grueso y resistente. Éste se emplea para activar el crecimiento del cabello y frena su caída. A priori el Minoxidil era un fármaco que se suministraba por vía oral para el tratamiento de la hipertensión arterial (HTA) debido a su efecto vasodilatador. En muchos pacientes suministrados se analizó sorprendentemente la aparición de vello en zonas donde yacía despoblado, por lo que se modificó la fórmula enriqueciéndola así de una solución hidroalcohólica para la aplicación tópica en casos de alopecia.

El Plasma Sanguíneo Rico en Plaquetas (PRP) que es un procedimiento de Bioestimulación capilar de última generación que ya era muy utilizado desde hace muchos años en otros gremios de la Medicina con maravillosos resultados. Este tratamiento que no requiere de cirugía, trata de regenerar el cabello, fomentando la creación de nuevos vasos sanguíneos y potenciando la estructura innata de la nutrición de la raíz del cabello, que es un ingrediente fundamental en la creación del cabello.

Solución para erradicar una Alopecia Androgenética en estado avanzado

En las ocasiones en que la Alopecia Androgenética está en estados muy avanzados, el único paso para recobrar el cabello es optar por realizar un microinjerto capilar. Este procedimiento repoblará las zonas como entradas y coronilla. En este caso concreto, el folículo piloso ya ha desaparecido y está incapacitado de la posibilidad de originar cabello, por lo que resulta imprescindible implantar nuevo cabello. Cuando optas por la técnica de microinjerto el resultado está absolutamente asegurado.
Desde Kaloni queremos trasladar a todos nuestros lectores y a los hombres de todos los rincones del planeta, que no hay que rendirse ante una imagen con la que no nos sintamos conformes. La pérdida de cabello tiene solución, sólo hay que tomar la decisión de ganarle la batalla a la calvicie. Si la caída del cabello supone una pérdida de autoestima, no lo dude y póngase en manos de auténticos profesionales, pero ante todo: “Nunca deje de ser usted mismo”.

Tal vez le interese:

Hemos de decir que una de las patologías más recurrentes en los hombres es la Alopecia Androgenética, conocida también como la temida calvicie común, cuyos estragos están afectando a la imagen de los hombres en más de un 50% de la población con edades superiores a los 40 años, aunque cada día es más habitual su afección en hombres de menor edad.
En este post aclararemos con la mayor precisión posible dónde radica esta clase de alopecia, cómo interviene la genética en su caída, si es posible su prevención y qué clases de procedimientos capilares y alternativas son las más decisivas para detener un problema de la Alopecia Androgenética y así optar por recobrar el cabello y el concepto de imagen perdida.

¿Cuáles son las causas de la Alopecia Androgenética? Motivos de su aparición
Esto se ocasiona por una razón genética. Consiste en un tipo de alopecia ocasionada por la actuación de las hormonas masculinas (denominadas como Andrógenos) a través de los folículos pilosos. Dichas hormonas van acometiendo, miniaturizando y atenuando continuamente al folículo, hasta que finalmente consiguen destruirlo inutilizando su capacidad para originar cabello. En el caso específico del hombre afecta por encima de cualquier área, la zona frontal de la cabeza (la que se denomina entradas) y se encamina hasta llegar a la parte central de la cabeza (o coronilla), que paulatinamente va perdiendo densidad. No se trata de una pérdida de cabello repentina, sino progresiva.

Presentar batalla a la alopecia
Es muy conocido este eslogan popular que dice: “Es una cuestión de tiempo quedarme calvo, ya que mi padre y mi abuelo no tienen ni un cabello en la cabeza”. La verdad es que esta profecía no tiene porque hacerse realidad. Es cierto que el principio genético incide considerablemente en la caída del cabello, ya que existe una mayor inclinación a padecer esta clase de alopecia. Es más, alrededor del 95% de los afectados por la alopecia Androgenética son por motivos genéticos, no obstante esto no significa que el afectado tenga que rendirse en presentar batalla contra la caída del cabello, asumiendo una imagen que no es de su agrado. Puede evitarse que ocurra. Y si ocurre, estamos en disposición de solucionarlo. Es importante recordar que existen tratamientos o soluciones ante un problema de caída o pérdida de cabello. Lo ideal es ganarle la batalla desde los primeros indicios de su inminente aparición, justo en el momento en que la alopecia aún no está en estado avanzado y todavía estamos a tiempo de frenarla.

Cada fase tiene su tratamiento
En cada una de las fases, lo principal es el diagnóstico, ya que este nos facultará de información relevante para poder diagnosticar la aparición de la Alopecia Androgenética y, teniendo la confirmación exacta de su existencia, la siguiente decisión a considerar es la fase o etapa en la que se encuentra el paciente. La primera fase es en la que empezamos a perder el cabello, volumen, densidad y comienza a clarear el cuero cabelludo. El primer desafío ante esta situación es frenar la caída del cabello y repoblar el área afectada, además de conseguir que crezca el cabello de nuevo y que éste aumente su grosor y densidad.

Alopecia androgenética

Dentro de los tratamientos que sugerimos en este caso se encuentran los siguientes:

El Láser Capilar: incide sobre el folículo piloso cuyo objetivo es impedir su miniaturización. Dicho tratamiento tiene como función principal reanimar la circulación sanguínea del cuero cabelludo y favorecer que los nutrientes y el oxígeno, tan necesarios para que el cabello, pueda regenerase y se dirijan con mayor eficiencia hasta los folículos pilosos.

El uso de Minoxidil que es sin ninguna duda el único medicamento conocido capaz de conseguir hacer que cabello se vuelva nuevamente grueso y resistente. Éste se emplea para activar el crecimiento del cabello y frena su caída. A priori el Minoxidil era un fármaco que se suministraba por vía oral para el tratamiento de la hipertensión arterial (HTA) debido a su efecto vasodilatador. En muchos pacientes suministrados se analizó sorprendentemente la aparición de vello en zonas donde yacía despoblado, por lo que se modificó la fórmula enriqueciéndola así de una solución hidroalcohólica para la aplicación tópica en casos de alopecia.

El Plasma Sanguíneo Rico en Plaquetas (PRP) que es un procedimiento de Bioestimulación capilar de última generación que ya era muy utilizado desde hace muchos años en otros gremios de la Medicina con maravillosos resultados. Este tratamiento que no requiere de cirugía, trata de regenerar el cabello, fomentando la creación de nuevos vasos sanguíneos y potenciando la estructura innata de la nutrición de la raíz del cabello, que es un ingrediente fundamental en la creación del cabello.

Solución para erradicar una Alopecia Androgenética en estado avanzado

En las ocasiones en que la Alopecia Androgenética está en estados muy avanzados, el único paso para recobrar el cabello es optar por realizar un microinjerto capilar. Este procedimiento repoblará las zonas como entradas y coronilla. En este caso concreto, el folículo piloso ya ha desaparecido y está incapacitado de la posibilidad de originar cabello, por lo que resulta imprescindible implantar nuevo cabello. Cuando optas por la técnica de microinjerto el resultado está absolutamente asegurado.
Desde Kaloni queremos trasladar a todos nuestros lectores y a los hombres de todos los rincones del planeta, que no hay que rendirse ante una imagen con la que no nos sintamos conformes. La pérdida de cabello tiene solución, sólo hay que tomar la decisión de ganarle la batalla a la calvicie. Si la caída del cabello supone una pérdida de autoestima, no lo dude y póngase en manos de auténticos profesionales, pero ante todo: “Nunca deje de ser usted mismo”.

Tal vez le interese:


Boton Formulario
X
Agende su valoración

Conozca nuestros horarios que tenemos para usted al seleccionar la sucursal de su preferencia.