Crisis: La oportunidad para ser el motor de cambio

crisis-motor-de-cambio


Las crisis llegan para poner a prueba tu existencia; recuerdan tus debilidades, pero también tus fortalezas y tu capacidad de salir adelante frente a las adversidades. 

Como especie, hemos enfrentado numerosos riesgos al exponernos a la intemperie. Sin embargo cada vez que te miras en un espejo, sin darte cuenta, estás viendo el eslabón más glorioso de una cadena de exitosos sobrevivientes. 

No me interesa falsamente motivarte, pero partiendo por la realidad te puedo asegurar: El éxito corre en las arterias de toda nuestra especie. Sí, lo sabemos, en verdad estamos en un momento difícil, nuestro mundo cambia con términos cada vez más específicos y los retos son enormes, pero también nosotros hemos cambiado en muchos sentidos

Evolución: mecanismos de prueba y error

Las crisis nos permiten evolucionar, querer ser mejores cada día, entender el valor de estar bien de manera integral y poder movernos libremente en un ambiente limpio. 

Conforme el mundo ha cambiado, hemos entendido que hay valores más acordes para sobrevivir. 

A lo largo de la historia, la humanidad ha mostrado tener gran curiosidad y capacidad de adaptación en el entorno que le rodea. 

Lamentablemente, hemos sobreestimado la capacidad de regeneración del ambiente; hemos sobreexplotado y contaminado nuestro entorno y acabado con infinidad de especies; hemos creado materiales que sobrepasan la actual capacidad de integración al ciclo biológico, originando de esta manera una necesidad acelerada de evolución y adaptación. 

Aún estamos transitando en esta evolución y no sabemos los costos que tendremos que cubrir hasta tener un conocimiento pleno de los riesgos y los beneficios, siendo simplistas diremos que estamos atravesando una etapa de prueba y error.  

Crisis emocional y de salud: COVID-19

El enemigo al que nos enfrentamos en 2020 a nivel global es un ser invisible que ataca a las personas más vulnerables de nuestro entorno. 

El COVID-19 está generando grandes catástrofes, desde quienes pierden a sus seres queridos, hasta aquellos que nos quedamos pensando cómo resolver esto. Incluso amenaza con colapsar la estabilidad económica y social de las naciones. 

Pero, ¿sabes algo? Si bien hay muchas personas en franca desesperación por el contagio, está en nuestra capacidad poder llevar tranquilidad. 

Pequeñas acciones llevadas a cabo de manera cotidiana tienen un gran impacto en la evolución de los momentos críticos. 

Tareas que debemos hacer son muchas y muy variadas, desde las indicaciones básicas dadas por la OMS como el lavado de manos o el saludo a la distancia, hasta aquellas acciones que traerán paz a nosotros y a nuestros seres amados.

Crisis y cambio

La tarea más difícil de hoy: Concéntrate

No te voy a decir que esto es sencillo, pero es una oportunidad excelente para soltar lo que ahorita no puedes resolver de forma tajante y en cambio te pediré, por difícil que te parezca: ¡Concéntrate! 

Concéntrate en los porqué de tu lucha diaria, voltea a tu entorno y si tienes hijos que te impulsan a salir adelante, juega con ellos, descubrirás que para su felicidad solo necesitan un poquito de ti. 

Concéntrate en ese bello ser que está enfrentando esta misma historia a tu lado, como muchas otras que han afrontado juntos. 

Concéntrate en ti, ve a un espejo, obsérvate y redescubre lo que antes te dije, ¿recuerdas? Eres el eslabón viviente de una cadena de éxitos que te permite contar tu propia historia. 

No importa el tamaño de la prueba, sino la calidad de nuestro esfuerzo. Atrévete a sentirte bien, a ser el motor de cambio que tu familia y el mundo necesita.

Tags: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *