La caspa y la alopecia




¿EXISTE VÍNCULO ENTRE LA CASPA Y LA ALOPECIA?

La temida caída del cabello puede ser ocasionada por diferentes causas, sin embargo, ¿sabía que la caspa podría afectar a dicha condición? La caspa y la alopecia muchas veces van de la mano y en este post le daremos algunos consejos para cuidar su cuero cabelludo de la preocupante caspa y así evitar la pérdida de cabello.

¿Qué tanta influencia tiene la caspa en la caída del cabello?

Convergen razones científicas más que probadas de que, en el momento en que el cuero cabelludo se encuentra irritado debido a la aparición de la caspa, el crecimiento de cabello se siente afectado de forma negativa, inclusive sin originar el acto de rascado. Con la irritación se procede en la mayoría de los casos el acto reflejo de aliviar el picor mediante el rascado, y debido a esto, la zona queda dañada, ocasionando una disminución de la protección de la fibra capilar y perjudicando su desarrollo. La consecuencia para las desprotegidas fibras capilares es su inminente ruptura y con el tiempo, la pérdida total del cabello.

¿Qué es la caspa y por qué se produce?

La caspa es por definición una afección capilar que se hace evidente por una excesiva descamación del cuero cabelludo. Tales escamas blanquecinas aparecen por toda la extensión de la cabeza, haciendo que quien la sufre refleje una imagen física muy descuidada y ocasionado, en el peor de los casos, picores excesivamente molestos. En el surcar de los tiempos la caspa puede afligir de igual manera a hombres como a mujeres y puede padecerse de manera crónica. Los estudios realizados hasta nuestros días ofrecen como conclusión que su nacimiento se encuentra en la proliferación desmesurada de un hongo llamado Pityrosporium ovale, microorganismo existente en el cuero cabelludo. La capa cornea de la dermis, la más superficial, se mantiene persistentemente en proceso de regeneración. Las células que se originan en la capa más profunda de la dermis van ascendiendo progresivamente en dirección a la capa córnea, lugar donde se queratinizan y se unen entre ellas, originando hasta 35 capas celulares, de las cuales, las más superficiales se van muriendo de manera natural e inapreciable. No obstante, en las personas que sufren de caspa, la capa córnea se ve trastornada, imposibilitando que las células más longevas desaparezcan ocasionando las escamas que forman la caspa. También existen otras razones de origen psicológico como la ansiedad o el estrés, e incluso agentes externos como son los elementos químicos existentes en algunos productos cosméticos o artículos para el cabello: champús, lacas o tintes capilares.

Caspa

Recomendaciones

Es una realidad que si una persona anhela poseer un cabello saludable debe cuidar exhaustivamente su cuero cabelludo. Por consiguiente, la primera recomendación es conservar a su cuero en óptimo estado. Una buena alimentación y el lavado diario del cabello son fundamentales para conservarlo sano y prevenir su caída. Pese a que la existencia de caspa o la descamación del cuero cabelludo no tiene una relación directa con la caída del cabello, si que provoca un incómodo picor que incita a un rascado desmesurado con consecuencias, en muchos casos como son la debilitación del cabello y, en última instancia, la pérdida del cabello. Por esta razón, en presencia de la caspa, es fundamental comenzar con un tratamiento para combatirla y soportar en la medida de lo posible el picor para evitar la fractura capilar.

Por esta razón, en presencia de la caspa, es fundamental comenzar con un tratamiento para combatirla y soportar en la medida de lo posible el picor para evitar la fractura capilar.

Nuestros profesionales de medicina capilar están siempre a la vanguardia para poder ofrecerle soluciones efectivas para el cuidado y la restauración de su cabello. No dude en depositar su confianza en nuestras cualificadas manos y elimine el riesgo de sufrir caspa o alopecia.

Si desea una cita sin costo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *